La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Mensaje al presidente del Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas (CCEE)

El Papa pide a los obispos europeos que busquen «caminos nuevos» para evangelizar «a las nuevas generaciones»

   Benedicto XVI ha enviado un mensaje al presidente del Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas (CCEE), el cardenal Peter Erdö, con ocasión de la apertura este jueves de la Asamblea plenaria del organismo, en el que ha invitado a los obispos europeos a que busquen «con audacia misionera caminos nuevos de evangelización» especialmente «al servicio de las nuevas generaciones».

   Además, el Pontífice ha pedido en su mensaje a la CCEE que continúe siendo «la estructura de contacto entre las diócesis europeas» y colabore en las actividades «pastorales y ecuménicas» de la Iglesia, según informa la Radio Vaticana.

   La Asamblea comenzó este jueves en Tirana (Albania) bajo el lema ‘La nueva evangelización’ para preparar el Sínodo sobre este tema que tendrá lugar en el mes de octubre de 2012 en Roma y ha contado con la presencia del presidente del nuevo Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella.

Durante su discurso de apertura pronunciado el viernes, monseñor Fisichella ha destacado que «tantos países europeos contemporáneos creen que saben qué es el cristianismo, pero no lo conocen realmente» y ha lamentado que «muchos bautizados viven como si Cristo no existiera» porque «aunque realizan las prácticas de culto» no acogen «el contenido de la fe».

   Además, Fisichella ha señalado que en el mundo de hoy «se asiste a una especie de interpretación secularizada de la fe cristiana» a la que se añade «una profunda crisis de la conciencia y la práctica moral cristiana».

   «Los grandes valores que han inspirado la cultura europea han sido separados del Evangelio, perdiendo así su alma más profunda y dejando espacio a no pocas desviaciones» ha afirmado.

   Así, el presidente del dicasterio vaticano ha recordado que la nueva evangelización es una «oportunidad» que es necesario «interpretar en el actual momento histórico» para hacer «extraordinaria» una actividad que es «ordinaria» en la Iglesia. Según ha explicado monseñor Fisichella, la principal misión de la Iglesia es «la evangelización».

Monseñor Fisichella ha anunciado también que el dicasterio ha comenzado ya una nueva iniciativa, llamada ‘Misión Metrópolis’ y que tendrá lugar en 12 ciudades europeas, como Barcelona, Dublín, Colonia, París, Bruselas, Budapest, Lisboa, Varsovia, Turín, Zagreb, Liverpool y Viena.

   Esta ‘misión metrópolis’ consistirá en la lectura continuada del Evangelio de Marco, catequesis del obispo en la catedral dedicados a los jóvenes, las familias y los catecúmenos y el impulso del sacramento de la confesión en las parroquias de toda la ciudad. Además, las diócesis propondrán nuevas iniciativas de caridad y voluntariado, principalmente dirigidas a los países de África que sufren el hambre y la pobreza.