Un verdadero diálogo es siempre un encuentro entre personas y no sólo un intercambio de ideas (Francisco)

Contra la enseñanza

 

Hay mucha hipocresía entre aquellos que, en nombre de la defensa de la enseñanza pública,  han tomado a los alumnos como rehenes para alterar la vida social y política. Eso es exactamente lo que están haciendo los sindicatos de la educación en Madrid. Han vuelto a convocar tres jornadas de paro para los días 4, 5 y 20 de octubre. Tras la primera huelga de septiembre quieren paralizar la actividad escolar otros tres días más. La medida de presión es absolutamente desmedida porque sólo se ha incrementado su horario lectivo en dos horas. Vuelven a tener el horario que ya tuvieron en otro tiempo.

El número de clases que dan está muy por debajo todavía de las 25 horas que imparten los profesores de la enseñanza concertada que también es una enseñanza pública. Podrían defender lo que consideran sus derechos conculcados de un modo más proporcional, pero el intento de colapsar, de nuevo, la actividad docente deja en evidencia que estamos ante una huelga política. No les importan los alumnos. Gobierna el PP en Madrid y seguramente va a gobernar Rajoy, así que es necesario agitar las aguas. Lo que es sorprendente es la gente de buena fe que todavía se deja arrastrar por lo que no es sino una burda manipulación.