La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
conversión y transformación del condenado

El Vaticano hace un llamamiento para que no se aplique la pena de muerte a Troy Davis en Estados Unidos

El presidente del Pontificio Consejo ‘Justicia y Paz’ del Vaticano, el cardenal Peter Turkson ha hecho un llamamiento para que no se aplique la pena de muerte al ciudadano estadounidense Troy Davis, acusado de asesinar al policía Mark PacPhail en 1989. A pesar de la campaña internacional para que se le revisase la sentencia, Davis será ejecutado durante la jornada del miércoles.

A través de un mensaje publicado por la prensa italiana y enviado a las autoridades del estado de Georgia, el cardenal Turkson ha pedido que el sistema penitenciario «salve una vida» y mire «la conversión y transformación del condenado». Según ha explicado el purpurado, la Iglesia considera que «si se consigue provocar una conversión y un cambio de vida, esto puede ayudar a un sistema que favorece la reintegración en la sociedad, en vez de eliminar una vida».

Davis fue condenado a la pena capital en 1991, a pesar de que sus abogados argumentaron que su culpabilidad no había sido demostrada de forma suficiente. Según la tesis de la defensa, las declaraciones de los testigos eran poco firmes y no había pruebas físicas.

A pesar de la campaña internacional para que se revisase la sentencia, Davis será ejecutado este mismo miércoles después de que el Comité de Indultos del Estado de Georgia haya rechazado la solicitud de clemencia solicitada por Davis. El pasado viernes, la organización Amnistía Internacional entregó al Comité más de 600.000 cartas en las que se pedía la suspensión de la ejecución.