La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
La primera parada será en Sao Paulo

La Cruz y el Icono de las JMJ ya están en Brasil, ante la JMJ 2013

El domingo 18 de septiembre llegó al Campo de Marte, en la zona norte de Sao Paulo, Brasil, la Cruz y el icono de la Virgen, símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud.

Más de 50.000 personas aguardaban este acontecimiento, unidos por la fe y por el amor de Jesús en sus corazones desde las 9 de la mañana, en un ambiente de oración pero también de fiesta, con la participación de más de 30 actuaciones musicales, entre ellas la de cantautores católicos como Fábio de Melo y Juarez de Castro.

La Cruz y el icono de la Virgen inician con la llegada a Brasil una peregrinación que durará dos años y que recorrerá todas las diócesis que integran la Conferencia Episcopal Brasileña (CNBB) y que finalizará en Río de Janeiro el 11 de julio de 2013, con la presencia del Papa Benedicto XVI.

Después de la llegada se celebró una misa solemne con la participación del arzobispo de Sao Paulo, cardenal Odilo Pedro Scherer, el presidente de la CNBB, el cardenal Damasceno Assis, el secretario general de la CNBB, Leonardo Steiner, el presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Juvenil, Eduardo Pinheiro, el arzobispo de Río de Janeiro, Orani João Tempesta, el obispo auxiliar de São Paulo, Tarcísio Scaramussa y autoridades civiles.

El arzobispo de de São Paulo, en su discurso, mostró su alegría por la gran respuesta de los jóvenes. Una vez finalizada la misa, el arzobispo de Río de Janeiro, Orani João Tempesta, hizo el lanzamiento oficial de la Jornada Mundial de la Juventud 2013.

“Quien piense que la JMJ se inicia en el 2013 está equivocado. La Jornada comienza con la llegada de los símbolos a Sao Paulo y con su peregrinación por todo el país”, dijo el presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Juvenil, Eduardo Pinheiro. “La respuesta en Brasil para acoger la JMJ es una clara demostración de amor y de cariño al Santo Padre para con nosotros, para nuestro país y para los jóvenes brasileños”, añadió.