La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
Sólo dos mujeres llevan el velo integral en el municipio

Sa Pobla se convierte en el primer municipio balear en prohibir el velo integral en lugares públicos

El municipio mallorquín de Sa Pobla se ha convertido en el primer municipio balear en prohibir llevar velo integral en lugares públicos, incluidos la calle y las plazas, después de que el Pleno del Ayuntamiento aprobara una iniciativa de los ‘populares’, con el apoyo de cuatro de Independents per sa Pobla, la abstención del PSIB, PSM y Lliga Regionalista, con el objetivo de modificar la Ordenanza del Buen Gobierno y la Convivencia Ciudadana.

   Mediante esta modificación, que entrará en vigor a los 30 días de ser publicada en el Boletín Oficial de las Islas Baleares, en caso de que no se presenten alegaciones, se prohibirá acceder o permanecer en los espacios o locales destinados al uso o servicio público a las personas que porten velo integral, pasamontañas, casco integral u otras vestimentas y accesorios que impidan la identificación o comunicación visual de las personas; siempre esté prohibido o limitado por la normativa reguladora específica.

   Esta prohibición también se hace extensible al personal funcionario o laboral encargado del servicio, edificio o equipamiento municipal. La nueva normativa también prevé que los encargados de los servicios públicos serán los encargados de informar a las personas afectadas sobre la citada prohibición y, si éstas persistieran en su actitud, se procederá a requerir la actuación de la Policía Local, que podrá impedir el uso del velo integral y formular, si cabe, la correspondiente denuncia.

Además, prevé sanciones que oscilan entre los 50 y los 200 euros y, en caso de reincidencia, la sanción será el doble de la multa inicial, duplicándose sucesivamente en caso de reincidencia múltiple hasta un máximo de 3.000 euros.

   El alcalde de Sa Pobla, Biel Serra, ya negó este lunes que la prohibición del velo integral (‘niqab’ o ‘burka’), que sólo permite ver los ojos de la mujer, se trate de un debate «religioso o cultural», sino que se trata de garantizar la «seguridad ciudadana», de cara a que todas las personas puedan ser identificadas.

   Serra ha reconocido que únicamente dos mujeres llevan velo integral en Sa Pobla, si bien ha apuntado que este hecho ya ha provocado las «quejas y el rechazo» de algunos vecinos de esta localidad, sobre todo, ante la imposibilidad de poder reconocer a una de ellas cuando va a recoger a sus hijos al colegio.

   Serra ha explicado que la modificación prohibirá la entrada a cualquier edificio o equipamiento municipal a cualquier persona que lleve velo integral, que impida o dificulte la identificación o la comunicación visual de las personas, algo que también se aplicará en la calle.

No obstante, ha reconocido que, en el caso de la calle, existe una «laguna jurídica», de forma que, pese a que en un principio, se prohibirá también llevar el ‘niqab’ y el ‘burka’, cabe la posibilidad de que se permitiera llevarlo si alguna de las afectadas recurriera la multa y se descubriera que se estuviese violando alguna norma superior a la Ordenanza Municipal vulnerando así los derechos de las personas.

   Serra ha incidido en que la normativa se ha elaborado con «respeto a la tolerancia», con el fin de introducir en Sa Pobla «elementos de integración para una mejor convivencia entre la población del municipio», al tiempo que ha añadido que se busca defender también la «dignidad y los derechos de las mujeres».

   Finalmente, el primer edil ha señalado que ningún otro municipio del archipiélago se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Sa Pobla interesándose por la prohibición del velo integral, teniendo en cuenta, según ha recordado, que cada localidad tiene su «realidad y particularidad».