La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Manos Unidas recauda más de un millón de euros para afrontar la hambruna en el Cuerno de África

La organización humanitaria Manos Unidas ha recaudado 1.029.802 euros en la cuenta de emergencia creada específicamente para paliar la hambruna que sufre el Cuerno de África.  La organización ha destinado este dinero a trece proyectos de emergencia en la región, cinco para Somalia, seis para Etiopía y dos para Kenia, a los que se han destinado hasta ahora alrededor de 639.000 euros.

En un comunicado Manos Unidas señala que se ha aprobado un nuevo envío de 174.628 euros destinados a Etiopía y Somalia, al que se unen cuatro nuevas partidas de fondos de emergencia destinadas a paliar la grave crisis humanitaria que se vive en la zona.

   Entre estos proyectos, la organización contempla un programa de educación, sanidad y atención primaria en la localidad de Dilla, en Etiopía, dirigido por las Hermanas Salesianas de Don Bosco. La nueva partida de fondos, que contempla un importe de 97.596 euros, se destinará a proporcionar leche y papillas nutritivas a 300 bebés y niños en situación de desnutrición, así como atención médica y análisis especializados para unas 100 personas al día.

   En Somalia, donde hay cinco zonas de hambruna declarada, la organización ha aprobado un nuevo proyecto complementario a los tres proyecto que ya están en marcha en la zona. Este proyecto contempla facilitar los medios necesarios para que 400 familias puedan irrigar los campos de cultivo y producir cosechas.

   Según ha explicado la organización, el hambre que sufre el Cuerno de África es fruto de las especulaciones en los mercados, las subidas de precios «indiscriminadas», las ventas de terrenos cultivables a países ajenos, los conflictos armados y «las corrupciones» políticas.

   Asimismo, la organización ha concluido que el hambre en el Cuerno de África la pagan «los más vulnerables» y ha asegurado que esta crisis humanitaria «dejará secuelas de por vida a quienes lo padecen». «Que un ser humano muera de hambre no es algo natural, es una vergüenza» ha añadido.