La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
AYUDA A LOS MÁS NECESITADOS

Manos Unidas envía más ayuda a Etiopía y Somalia para combatir la crisis alimentaria

Manos Unidas ha enviado 174.628 euros a cuatro acciones de emergencia en Etiopía y Somalia para combatir la crisis alimentaria en el Cuerno de África. Hasta el momento, la organización ha destinado cerca de 640.000 euros para trece proyectos en la zona y ha recaudado 889.454 euros a través de la cuenta de emergencia.

   Concretamente, en Etiopía, la ONG ha destinado una partida de 97.596 euros a la localidad de Dilla, ubicada a 400 kilómetros al sur de Addis Abeba en la zona de Gedeo, donde las Salesianas de Don Bosco llevan a cabo un programa de desarrollo integral, basado en la educación, la sanidad y la atención a las necesidades primarias.

   Las hermanas han pedido colaboración para poder proporcionar leche y una papilla nutritiva a 300 bebés y niños severamente desnutridos, alimentación suplementaria en forma de papilla para 500 niños y atención médica y análisis especializados para unas 100 personas al día.

   Asimismo, ha enviado 7.775 euros a una acción de emergencia en la localidad de Asebe Teferi (Etiopía) donde las hermanas Franciscanas de Sta. María de los Ángeles llevan 35 años distribuyendo ayuda alimentaria a los más necesitados, especialmente a los ancianos. Las hermanas han solicitado la colaboración de Manos Unidas para comprar y distribuir, durante los próximos cuatro meses, 200 quintales de sorgo, medicinas y ropa a 150 familias. El número de beneficiarios asciende a 900.

   Para el mismo país, concretamente para la ciudad de Dessie, donde la mayoría de sus habitantes se dedican a la agricultura de subsistencia, se han destinado 50.057 euros que beneficiarán durante cinco meses a unas 1.100 familias, a petición de la provincia etíope de los Franciscanos Capuchinos.

   Por otro lado, Manos Unidas ha destinado una partida de 19.200 euros a un nuevo proyecto de emergencia en Somalia donde hay 3,2 millones de personas que necesitan «ayuda inmediata para salvar la vida». Este programa facilitará los medios para que 400 de las familias más vulnerables puedan irrigar los campos de cultivo y producir cosechas. De esta forma, según apunta la organización, unas 2.800 personas no tendrán que seguir dependiendo de la ayuda que les vaya llegando.