“El precio de desentenderse de la política es el de ser gobernado por los peores hombres” (Platón)

Hasta el necio cuando calla es contado por sabio (Proverbios)