La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
EN LA SALA DE EXPOSICIONES DE CAJA DUERO

El cardenal Rouco destaca que con la Beata Teresa de Calcuta «hemos aprendido a conocer más profundamente al Señor»

El  Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, inauguró ayer una exposición bajo el título “Madre Teresa: vida, espiritualidad y mensaje”, organizada por las Misioneras de la Caridad con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

El Cardenal mostró su agradecimiento a todos los que han hecho posible la exposición sobre la Madre Teresa de Calcuta. “Con ella hemos aprendido a conocer más profundamente al Señor, a Jesús y a Dios. Conociendo muy bien a Jesucristo, y a Dios, también se aprende a conocer a los hombres. Y se conoce muy bien a los hombres cuando están muy necesitados. No hay ninguna persona que pueda decir que no tiene ninguna necesidad; cualquier persona, en cualquier edad, tiene una necesidad muy profunda, que es la de que necesita ser bueno, igual que los niños. Pero no lo logran, y a veces son malos. Y ser bueno, en el fondo, consiste en cumplir una norma, una ley, que es la del amor. Y, para conseguirlo, hay que abrir el corazón a una gracia, que es también la del amor. Y esa ley y esa gracia vienen de Dios”.

A continuación, afirmó que el hombre es criatura de Dios. “A todos nos ha hecho Dios porque nos ha querido, y Dios quiere que todos nos transmitamos ese amor y que vivamos entre nosotros queriéndonos. ¡Qué difícil es!, ¿verdad? Pero es el camino de la vida. Un camino que nos enseñó a descubrir muy bien la Beata Teresa de Calcuta a los que vivimos a finales de la segunda mitad del siglo XIX, a los que vivimos ahora en la era de la Edad Moderna y post-moderna, que nos creemos que somos tan fabulosos –hemos inventado Internet, hemos ido a la luna…-, que curiosamente transformar el corazón y hacerlo humano… en eso, a lo mejor, estamos peor que hace un siglo, dos siglos, desde luego no somos los mejores de la historia. ¿Y por qué?, porque nos hemos olvidado de la fuente de donde vienen la bondad, la gracia y el amor”.

“La Madre Teresa, subrayó, nos da ejemplo de ir a esa fuente. El Sacramento de la Eucaristía para ella es central, porque ahí está presente Jesús, ofreciendo su vida y dándola para que nosotros tengamos gracia y podamos amar. Y supo traducir ese llenarse del agua de Jesús, del agua del amor y de la gracia de Cristo, que hace presente la Eucaristía, para llevarla a los demás. Y sin pretender nada, sin buscar ninguna gloria, ningún precio humano, sino volcándose justamente en aquellos hermanos que más lo necesitan, los que no pueden dar nada: desde los niños que no han nacido hasta los que no saben dónde poder morir ni dormir. Niños, personas mayores… el tipo de hombre y el tipo humano que llama excluido y enseñó a amar fue el más radicalmente necesitado de afecto, de amor, de bondad”.

En referencia a la Jornada Mundial de la Juventud, el Cardenal afirmó que “esa conjunción de amor a Cristo, vivido en la contemplación de Cristo en la Eucaristía, y el fruto de caridad, de bondad, que ella irradió para muchos niños y muchos jóvenes de todos los tiempos, es el gran ejemplo que nos ha dado y que nosotros queremos imitar. Y lo que vamos a hacer vivo ahora, en estos días: estamos a escasamente dos semanas de que muchos jóvenes, centenares de miles de jóvenes de todo el mundo, van a llegar a Madrid, para celebrar el gran encuentro de la Jornada Mundial de la Juventud con el Santo Padre, que es el que hace más visible a Cristo en el mundo a través de su ministerio como pastor de la Iglesia universal, Pastor de Pedro, y el que, además, por eso, es el principio de la comunión”.

 Así, recordó que la Iglesia “es una comunión. Es una unión de los hombres de todos los tiempos, de este también, de todas las edades y del amor de Cristo. La iglesia es la que comulga en el amor de Cristo, invisible y visiblemente. El Papa, que es el cabeza de la Iglesia, recuerda ese principio de comunión –que es el amor de Cristo- de una forma extraordinariamente significativa”.

Finalmente, manifestó su deseo de que la exposición de la Beata Teresa de Calcuta “sea visitada por muchos jóvenes, que la conozcan muchísimos jóvenes, que se acerquen a ella y, a través de la exposición, tengan una oportunidad de vivir el gran acontecimiento de la JMJ. Que la Madre Teresa interceda desde el Cielo por nosotros y que la Virgen – hoy celebramos una fiesta muy hermosa en la iglesia: la de la advocación de la creación de la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma, el templo más antiguo de la cristiandad occidental, que fue erigido cuando la iglesia proclamó claramente al mundo que ‘María es la madre de Dios, es la madre de Aquel que es la fuente del amor, María es el amor hermoso’. Pues que Ella nos acompañe en estos días, y que vele para que esta exposición dé mucho fruto”.

Exposición
Se podrá visitar en la sala de exposiciones de Caja Duero (c/ Marqués de Villamagna, 8) hasta el 17 de septiembre, en horario de 11,00 a 14,00 y de 17,00 a 20,30 horas, de martes a sábado, y de 11,00 a 14,00 horas los domingos y festivos.

Horario especial JMJ
Con motivo de la JMJ, el horario de la muestra será especial. Así, del domingo 14 al miércoles 17, y el lunes 22 de agosto, el horario de la misma es de 9,00 a 21,00 horas, ininterrumpidamente. Los días 18 y 19 de agosto, de 9,00 a 19,00 horas. El sábado 20, de 9,00 a 15,00 horas. Y el domingo 21, de 15,00 a 21,00 horas.