La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
ÁNGELUS

El Papa recuerda la hambruna en el Cuerno de África

Ayer-décimo octavo del Tiempo Ordinario-, desde el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo Benedicto XVI recordó el Evangelio del día que nos presenta el milagro de la “multiplicación de los panes”. El milagro –dijo- consiste en compartir fraternamente pocos panes, confiados a la potencia de Dios. El milagro hace pensar en la institución de la Eucaristía: “El Señor invita a los discípulos para que sean ellos quienes distribuyan el pan para la multitud; de este modo los instruye y los prepara para la futura misión apostólica -en efecto- deberán llevar a todos el alimento de la Palabra de vida y de los Sacramentos”.

Según recoge Radio Vaticana, en su alocución previa al Ángelus, el Papa recordó que “hace pensar en tantos hermanos y hermanas que en estos días, en el Cuerno de África, sufren las dramáticas consecuencias de la carestía, agravadas por la guerra y por la falta de instituciones sólidas”. “En la Eucaristía Jesús nos hace testigos de la compasión de Dios por cada hermano y hermana, recordó Benedicto XVI, nace así, en torno al Misterio eucarístico, el servicio de la caridad para con el prójimo”. Precisamente el santo que la Iglesia celebra hoy, san Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús da testimonio. Él eligió, en efecto, vivir “buscando a Dios en todas las cosas, y amándolo en todas las criaturas”.