La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Pío XII y la cuestión judía

Las leyendas negras se acaban tarde o temprano con el antídoto de la investigación y de la seriedad del trabajo de los historiadores. Durante demasiados años, la leyenda negra sobre el papel de la Iglesia frente al régimen nazi y el Holocausto, y sobre los supuestos silencios de Pío XII ante la detención y ejecución de judíos, han sido cantinelas repetidas que han alimentado prejuicios y estereotipos.

Una muestra de elocuencia de la verdad, frente al silencio cómplice de no pocos medios de comunicación internacionales, es el resultado de la investigación del historiador alemán Michael Hesemann en los archivos la Iglesia de Santa María del Alma en Roma. En esta investigación, financiada por una Fundación de capital judío, se demuestra, entre otros casos, que Pío XII salvó con sus gestiones la vida de más de once mil judíos romanos. Centenares de documentos originales que recogen testimonios de los protagonistas, certifican la rapidez con la que el Papa actuó en los primeros momentos del 16 de octubre de 1943 ante la orden nazi de arrestar y trasladar posteriormente a miles de judíos al campo de concentración de Mathausen. También queda demostrada la insistencia con que solicitó que los judíos fueran acogidos en iglesias y conventos, al tiempo que se les facilitara la documentación que evitara ser detenidos.

Estas revelaciones suponen un avance significativo en la causa de beatificación de Pío XII; un Papa ejemplar al que, tarde o temprano, la historia reconocerá el bien que ha hecho a la familia humana.