La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
UNA DE LAS PERSONALIDADES MÁS REPRESENTATIVAS DEL XVI

La Conferencia Episcopal dedica un espacio web a San Juan de Ávila con motivo de la Postulación de la causa del Doctorado

Con motivo de la Postulación de la causa del Doctorado de san Juan de Ávila, la Conferencia Episcopal Española ha dedicado un espacio web al Santo Maestro, donde se puede acceder a sus datos biográficos, escritos y documentos, así como estudios y una amplia bibliografía sobre el Santo. Los interesados pueden acceder en la dirección http://sanjuandeavila.conferenciaepiscopal.es

La historia de la causa del Doctorado se remonta a 1970, cuando la XII Asamblea Plenaria de la CEE acordó que se solicitara a la Santa Sede la declaración de San Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia Universal y encargó preparar los trabajos y tramitar la solicitud a la entonces «Junta de Canonización» que, a partir de ese momento, cambió su nombre por el de «Junta pro Doctorado de San Juan de Ávila». La mencionada Junta comenzó sus trabajos a partir del año 1971.

Ya en 1989, la CEE votó favorablemente el inicio del proceso de declaración de San Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia universal. El envío de las preces a la Santa Sede, juntamente con una primera Positio, se efectuó el día 10 de mayo de 1990, festividad de San Juan de Ávila. La solicitud la firmó el entonces presidente del Episcopado, Emmo. Señor D. Ángel Suquía.

Con motivo del XXV aniversario de la Canonización de San Juan de Ávila, el 31 de mayo de 1995, el Obispo de Córdoba, Presidente de la Junta episcopal «Pro doctorado», pidió a la LXIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal (24-28 Abril 1995) que volviera a solicitar al Santo Padre la proclamación de San Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia universal. Las preces fueron presentadas por el Arzobispo de Zaragoza, S.E. Mons. Elías Yanes Álvarez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española. A las razones de 1990 se añadía «la oportunidad de mostrar de nuevo a los presbíteros españoles y a todos los sacerdotes seculares el modelo de su vida, la fuerza perenne de su espiritualidad y su ejemplar celo apostólico y evangelizador cuando Vuestra Santidad nos ha convocado a todos a la nueva evangelización a las puertas del Tercer Milenio».

En 1999, ante la celebración del V Centenario del nacimiento de San Juan de Ávila, la Asamblea Plenaria acordó escribir a la Congregación de las Causas de los Santos, mostrando el interés de la Conferencia Episcopal por el Doctorado de San Juan de Ávila. Así, el Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Cardenal-Arzobispo de Madrid Antonio Mª Rouco Varela, escribió una carta al Arzobispo Prefecto de la Congregación reiterando el interés de la CEE por impulsar el proceso de Declaración de San Juan de Ávila, Patrono del Clero Secular Español, como Doctor de la Iglesia universal, arguyendo que «le hacen acreedor a ello su eminente doctrina y el bien que de ello redundaría para los sacerdotes seculares españoles, hispanoamericanos y, en general, para todos los sacerdotes seculares».

Así, el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española decidió nombrar postulador de la Causa del Doctorado de San Juan de Ávila al Rvdo. Sr. D. Lope Rubio Parrado, miembro de la Hermandad de los Sacerdotes Operarios Diocesanos y Rector del Pontificio Colegio Español de San José en Roma, cuyo nombramiento y mandato fue aprobado por la Congregación de las Causas de los Santos el 10 de Enero de 2003.

Dentro del marco de celebraciones del V Centenario, se organizó un Encuentro-Homenaje de los sacerdotes españoles a su patrón, con la participación de más de 1.000 sacerdotes de toda España y al que el Santo Padre Juan Pablo II dirigió un Mensaje en el que presentaba a San Juan de Ávila como «aliento y luz también para los sacerdotes de hoy» ante los retos de la nueva evangelización. Asímismo se convocó en Madrid, del 27 al 30 de Noviembre de 2000, el Congreso Internacional «El Maestro Ávila», en el que hubo 400 Congresistas.

En 2007 se nombra Postuladora de la Causa del Doctorado de San Juan de Ávila a Dña. Mª Encarnación González Rodríguez, Directora de la Oficina para las Causas de los Santos. El mandato postulatorio fue aprobado por la Congregación de las Causas de los Santos el 11 de enero de 2008. Dos años después, en 2010, se entrega a la la Congregación de las Causas de los Santos la Positio Urbis et orbis. Concessionis Tituli Doctoris Ecclesiae Universalis Sancto Ioanni de Avila, Sacerdoti Dioecesano, “Magistro” nuncupato.

Datos Biográficos

San Juan de Ávila es una de las personalidades más representativas del siglo XVI. Nació en 1499 Almodóvar del Campo (Ciudad Real). Unos años más tarde se traslada a Salamanca para estudiar Leyes en la Universidad y Artes y Teología en Alcalá.

Sacerdote diocesano, gran humanista y buen conocedor de la Sagrada Escritura, dedicó su vida a la predicación y a la enseñanza. Fundó varios Colegios y la Universidad de Baeza; escribió libros como Audi, filia; Tratado del amor de Dios; Tratado sobre el sacerdocio; Doctrina cristiana, y otros.

Redactó unos famosos Memoriales para el concilio de Trento, y se conservan de él numerosos Sermones, Pláticas y un abundante Epistolario. De reconocida sabiduría, amigo y apoyo de grandes santos como Teresa de Jesús, Ignacio de Loyola, Francisco de Borja, Juan de Dios, Pedro de Alcántara, Juan de Ribera, fray Luis de Granada y otros, fue una de las personas más conocidas y consultadas de su tiempo. Hombre de Dios y con gran experiencia humana, lo fundamental de su actuación apostólica y de sus creaciones educativas sorprenden aún por su actualidad.

Murió en Montilla el 10 de mayo de 1569, con gran fama de santidad, en su humilde casa de Montilla. El día anterior recibió el Viático y la Extremaunción. Y estuvo preparándose, con el Crucifijo entre las manos, para el definitivo encuentro con el Señor.

En 1946 el Papa Pío XII lo declara Patrono del clero secular de España y el 31 de mayo de 1970 es canonizado por Pablo VI.