La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
ANIVERSARIO DE SU APROBACIÓN

RedMadre reconoce que el número de abortos en adolescentes se ha reducido aunque “la ley no las ampara”

El 80% de las adolescentes que se quedan embarazadas optan por seguir adelante con la gestación cuando reciben el apoyo y el asesoramiento necesarios. Según ha anunciado la Fundación Red Madre esta mañana, en rueda de prensa, son más de 6.000 mujeres embarazadas en riesgo de abortar las que ha atendido desde que comenzó su labor en el año 2007.

En el primer año de aplicación de la “nueva ley del aborto”, RedMadre constata un aumento del 45% de menores de 18 años que han solicitado ayuda para continuar con su embarazo en contra de las presiones de todo tipo para abortar.

En total, en 2010 el 53% de las 4.331 mujeres atendidas en la Fundación Red Madre tenían entre 14 y 20 años de edad, una cifra que ha ascendido considerablemente respecto a 2009, cuando suponían el 18 por ciento. Además, 2.654 jóvenes son inmigrantes de entre 20 y 40 años, “que no desean pero sufren todo tipos de presiones”.

Carmina García-Valdés, Directora General de la Fundación, ha comentado que las menores sienten que la nueva ley “sólo les deja una salida posible: abortar, cuando ellas lo que desean es seguir con su embarazo”. Según ha explicado, el número de abortos en adolescentes se ha reducido aunque “la ley no las ampara”. Además, ha destacado que se ha “quintuplicado” el número de mujeres que han solicitado ayuda para superar las secuelas psicológicas del aborto provocado. “A estas mujeres se les abocó al aborto sin tiempo para reflexionar, porque, según les dijeron “ahora no hay tiempo que perder, ya no tienes que alegar nada para abortar”, lo que supone una nueva forma de presión”.

Además, ha manifestado que la ley “no protege a la mujer frente a las presiones para abortar, no respeta su derecho a recibir la información completa y veraz que necesita, y no pone a su disposición los recursos necesarios si su deseo es ser madre, es una ley injusta e insolidaria”. «Cuando la embarazada tiene la ayuda que necesita, sigue adelante. Puede que su situación no se solucione, pero una vez que tiene a su hijo, tiene las herramientas necesarias para salir adelante», afirmó la directora general de Fundación Red Madre.

Una de las adolescentes atendidas por la Fundación es Mafer, 17 años, de origen dominicano, que ha contado su experiencia: “Yo no me sentí protegida con esta ley, todos me forzaban a abortar, la presión a la que nos someten a las mujeres de mi edad es tan fuerte que muchas chicas no la soportan y acaban abortando obligadas”. Sin embargo, ha explicado, “tuve suerte y encontré a la Fundación RedMadre que me dio el apoyo y la ayuda que necesitaba, ánimo para mi autoestima, aceptación de mi realidad y la ayuda material para mi bebé, que ahora tiene 5 meses”.

También ha intervenido la representante de Red Madre Castilla y León, Lola Armada, quien ha explicado que gracias a las firmas ciudadanas y a la iniciativa legislativa popular presentada por la Fundación, la Junta aprobó una ley de apoyo a la maternidad que contempla ayudas para embarazadas en situación de riesgo para que puedan seguir adelante con el embarazo.

Según ha señalado, en la región se concede una ayuda de 500 euros a las embarazadas de más de 23 semanas que estén en riesgo de exclusión y lleven más de seis meses censadas en la zona. Además, se están poniendo en marcha cursos de formación y centros de atención a gestantes, según ha señalado.

Por otro lado, el Foro de la Familia  reclamó ayer que el Tribunal Constitucional (TC) dicte sentencia sobre la “Ley del aborto”  porque, además, se pidió «que se diese a ese recurso un tratamiento preferente y urgente dado que están en juego vidas humanas». Sin embargo, el presidente del Foro, Benigno Blanco, criticó que el Tribunal Constitucional que ha sido capaz de resolver el recurso de Bildu en materia electoral en pocos días, no hay dictado sentencia sobre el aborto en más de un año.

A su juicio, “sólo la posibilidad de que se practique un aborto contra lo previsto en la Constitución y al amparo de la nueva Ley, convertiría en dramática e irresponsable la pereza del TC para dictar sentencia. Si Bildu se merece las prisas del TC, ¿por qué el derecho a la vida no es acreedor a la misma urgencia?”. El Foro de la Familia exige al Tribunal Constitucional que declare ya sin más demoras la inconstitucionalidad de la ‘Ley del aborto’ y exige una nueva Ley que proteja la vida del no nacido como dice el Artículo 15 de la Constitución sin excepción de ningún tipo y que establezca políticas activas de apoyo a las mujeres embarazadas para que ninguna esté sola ante el aborto.