La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
El evento de octubre sigue a la Conferencia de 2008 de Roma

Polonia acogerá el II Congreso sobre la Divina Misericordia

Toda la misión de la Iglesia debe ser más consciente de la misericordia de Dios y estar más motivada por ella, dijo el secretario general de una conferencia mundial que se celebrará el próximo octubre en Polonia.

El padre Patrice Chocholski habló sobre el II Congreso Apostólico de la Misericordia (WACOM), definiéndolo como “una respuesta de la Iglesia entera a la llamada universal a la Divina Misericordia, presente como núcleo esencial del Evangelio”.

El cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena, es el presidente del consejo ejecutivo del congreso.

Él y un grupo de cardenales de la curia se han implicado en este evento desde que se celebró el primer WACOM en Roma en 2008, tiempo en el que se han celebrado cinco congresos continentales y cincuenta nacionales.

El padre Chocholski comentó que la divina misericordia “se convierte en una fuente de creatividad; construye nuevos puentes en nuestras sociedades, culturas y religiones, retomamos con mayor energía nuestras misiones: es el amor de Dios que nos empuja, como fuego… es la única esperanza para la humanidad y para la Iglesia”.

El sacerdote destacó que los papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI han lanzado un llamamiento a experimentar la divina misericordia, “que debería ser el paradigma de toda evangelización”, dijo.

El segundo WACOM tendrá una agenda similar al evento de 2008, pero con los lugares particularmente relacionados con la divina misericordia de Polonia.

Icluirá charlas y misas en el Santuario de la Divina Misericordia, en Lagiewniki, en la tumba de Santa Faustina.

También habrá encuentros de oración ecuménicos en Auschwitz y Wadowice, talleres, tiempos de adoración, el rezo del rosario, testimonios en diferentes idiomas e iglesias de la ciudad y un festival intercontinental en la plaza del Mercado de Cracovia..

“Gracias al cardenal Stanislaw Dziwisz, el arzobispo organizador, no hay restricciones en las inscripciones”, dijo el padre Chocholski.

“Con el espíritu de Juan Pablo II, él espera que seamos lo más numerosos posible; no está limitado a delegaciones oficiales: ¡Bienvenidos!”.

El padre Chocholski expresó su esperanza en que después de Cracovia se celebre un WACOM III.

“El comité de cardenales, presidido por el cardenal Schönborn, decidirá”, dijo. Mientras tanto, el sacerdote explicó que se contactará con los coordinadores nacionales. “Nos vemos en Cracovia… o en vuestros países”.