La fuente de la alegría es el gozo de Dios (Benedicto XVI)

Hay que buscar la verdad y no la razón de las cosas, y la verdad se busca con la humildad (Unamuno)