La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Legalización encubierta de prácticas eutanásicas

Después de un detenido análisis del proyecto de ley sobre los derechos de la persona ante el proceso final de la vida, la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ha emitido su dictamen en el que se advierte que el texto elaborado por el Gobierno podría suponer una legalización encubierta de prácticas eutanásicas. El texto de la Declaración episcopal, que se conocerá el lunes, hace un examen preciso y riguroso, porque ciertamente el proyecto de ley dice explícitamente que no pretende despenalizar la eutanasia. Sin embargo el articulado de la futura ley, daría cobertura legal a determinadas prácticas eutanásicas.

No les duelen prendas a los obispos al reconocer una intención laudable al Proyecto en su intento de aliviar los sufrimientos de los enfermos y proteger su dignidad en su fase terminal. Pero en su análisis descubren que bajo este propósito subyace un equívoco concepto de la autonomía personal y de la dignidad humana, que termina por no garantizar ni los cuidados necesarios a los que tiene derecho el paciente terminal, ni la eventual objeción de conciencia del personal médico. También se muestra crítica con el trato que recibe en la Ley  el derecho fundamental a la libertad religiosa.

También proponen los obispos, un Testamento Vital acorde con la Doctrina Católica, en el que se rechaza el encarnizamiento terapéutico para prolongar artificialmente la vida, algo que la Iglesia considera contrario a la dignidad humana.