La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
OTORGADO POR LA FUNDACIÓN VATICANA JOSEPH RATZINGER - BENEDICTO XVI

El «Premio Ratzinger» para el teólogo español Olegario González de Cardedal

En el Aula Juan Pablo II del Vaticano fueron presentados ayer por la mañana los teólogos galardonados con el «Premio Ratzinger» instituido por la «Fundación Vaticana Joseph Ratzinger – Benedicto XVI». Se trata del español Olegario González de Cardedal, el italiano Manlio Simonetti y el alemán Maximilian Heim. El premio será entregado por el propio Benedicto XVI el próximo 30 de junio. El anuncio ha sido realizado por el Cardenal Camillo Ruini, presidente del premio y del Comité Científico de la Fundación.

En su intervención, el cardenal Ruini tras la presentación de los galardonados, afirmó: “Como se puede ver se optó por premiar a dos estudiosos ya bien afirmados y a otro relativamente más joven pero muy prometedor”. Hemos premiado a un especialista en “patrística” y a dos teólogos, ambos de teología dogmática y teología fundamental. Respecto a los tres ámbitos indicados en el Estatuto de la Fundación Joseph Ratzinger-Benedicto XVI, queda descubierto el ámbito de las Sagradas Escrituras: una laguna, ha explicado el purpurado, que se intentará cubrir y remediar, en la próxima ronda de premios.

También dijo el cardenal Ruini que en la elección se ha tenido en cuenta que los estudiosos tuvieran una relación especial con el pensamiento de Joseph Ratzinger. El objetivo de la Fundación Vaticana, de hecho, es más amplio: promover, en general, el conocimiento y el estudio de la teología, inspirado por supuesto, en los criterios del Papa Benedicto XVI, así como en los criterios de auténtica excelencia, pero no limitándose a los estudiosos particularmente asociados a Joseph Ratzinger.  Por último el prelado-presidente del Comité Científico de la Fundación subrayó que, pudiendo asignar sólo tres premios, habían tenido forzosamente que limitarse a tres áreas lingüísticas. En el futuro, sin duda se va a superar esta limitación.

Por otra parte, en otra intervención, el profesor Giuseppe de la Torre, hablando del “clamoroso divorcio entre saberes profanos saberes sagrados” puntualizó que hbía llegado el momento de proponer fuertemente la cuestión de los conocimientos sagrados en el ámbito de una sociedad, como la contemporánea, que parece tener una actitud esquizofrénica ante la religión. Y recordó el profesor de la Torre lo que dijo Benedicto XVI en el Ángelus del primero de enero pasado: «Asistimos a dos tendencias opuestas, a dos extremos ambos negativos: por un lado, el laicismo, que a menudo de manera engañosa, margina la religión para confinarla a la esfera privada, y por otro, al fundamentalismo, que querría imponer la religión por la fuerza».

“Hay la necesidad de la teología, -señaló el rector de la LUMSA- para salir del callejón sin salida de una radical incomprensión de la cuestión religiosa y una creciente incapacidad para comprender lo que da sentido a todo. El profesor de la Torre ha afirmado que es “necesario dar más espacio y relevancia a la teología”.

<b>Biografía de Gonzalez de Cardedal</b>

Olegario González de Cardedal nació en Lastra del Cano, Ávila, el 2 de octubre de 1934. Fue ordenado sacerdote en 1959. Doctor en Teología por la Universidad de Munich en 1964. Cursó estudios de Filosofía e Historia en la Universidad de Oxford y en la Católica de Washington. Es Catedrático de la Universidad Pontificia de Salamanca desde 1975, emérito desde 2006. Fue miembro de la Comisión Teológica Internacional (1969-1979). Consultor del Consejo Pontificio para el diálogo con los no Creyentes y asistente al Concilio Vaticano II.
Es Académico numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas de Madrid (desde 1986). Ha dirigido los cursos de Teología de la Universidad Complutense en El Escorial. Durante años dirigió la cátedra “Domingo de Soto” en la Universidad Civil de Salamanca. 

Ha sido director y profesor de cursos de formación de teología en distintas universidades nacionales e internacionales. Además, es miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas, Premio Ortega y Gasset de Ensayo, Premio Nacional de las Letras ‘Teresa de Ávila’ y Premio Castilla y León de las Ciencias Sociales y Humanidades en 2004. Ha publicado 24 libros y cientos de colaboraciones en libros colectivos y de ensayos y artículos en revistas y diarios.

Entre sus publicaciones se pueden destacar: La gloria del hombre (1985), España por pensar (1985), Jesús de Nazaret. Aproximación a la cristología (1993), Madre y muerte (1994), Raíz de la esperanza (1996), Cuatro poetas desde la otra ladera. Prolegómenos para una cristología (1996), La entraña del cristianismo (2000), Sobre la muerte (2002),  Educación y educadores: el primer problema moral de Europa (2004), El quehacer de la teología. Génesis. Estructura. Misión (2008), La Teología en España 1959-2009 (2010).

<b>La Fundación Vaticana Joseph Ratzinger – Benedicto XVI</b>

La «Fundación Vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI», que tiene como objetivo promover la investigación, el estudio y las publicaciones en el campo de la teología sobre el pensamiento de Joseph Ratzinger, organizar encuentros de carácter científico y cultural, y premiar a estudiosos que se destaquen por su labor de investigación en estos campos, se presentó el pasado 26 de noviembre de 2010 en el Vaticano.
La Fundación nació por iniciativa de la fundación alemana «Joseph Ratzinger-Papst Benedikt XVI – Stiftung» el año pasado. En Alemania por este motivo fue asumida la iniciativa de publicar la ‘opera omnia’ del Papa Ratzinger desde cuando era profesor de Teología hasta hoy. Los escritos, algunos inéditos, son publicados en 16 volúmenes; hasta ahora en alemán fueron publicados tres volúmenes; en italiano el primero es sobre la Liturgia.  «La primera y consistente contribución ha sido otorgada por el propio Pontífice, que ha querido poner a disposición buena parte de los ingresos económicos derivados de sus derechos de autor», explicó durante la presentación de la Fundación, su presidente, Mons. Giuseppe Antonio Scotti. «El sentido y el objetivo de la fundación es poner el acento sobre la teología», explicó monseñor Scotti.

Por su parte, el cardenal Ruini explicó que las áreas de estudio serán principalmente las «Sagradas Escrituras», la «Patrística» y la «Teología Fundamental». El cardenal señaló que el Comité lo componen, además de él, los cardenales Tarcisio Bertone y Angelo Amato, respectivamente secretario de Estado y prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y los arzobispos Jean-Louis Bruguès, O.P., y Luis Francisco Ladaria, S.I., respectivamente secretarios de la Congregación para la Educación Católica y para la Doctrina de la Fe.

El padre Horn, presidente de la fundación alemana, explicó que ya antes de la elección al pontificado del cardenal Ratzinger sus alumnos pensaron en crear una Fundación Joseph Ratzinger. «No sentían solo una gratitud profunda hacia su maestro -dijo-, sino que estaban también convencidos de la importancia de su teología para la Iglesia. (…) En el encuentro del Schülerkreis con el Santo Padre en Castelgandolfo en 2007 recibimos su aprobación para crear una fundación autónoma».

Entre los proyectos de la fundación está el de la Universidad de Regensburg: la institución de una cátedra para un profesor visitante en la facultad de Teología durante el semestre estival; en Salzburgo (Austria) se ha realizado ya en septiembre de este año una Benediktakademie (Academia Benedicto) para jóvenes científicos. En Roma, en colaboración con la Casa Balthasar -institución para el discernimiento de las vocaciones de los jóvenes católicos- se quiere crear un centro de estudios sobre teología y espiritualidad. «También hemos recogido -finalizó el padre Horn- los recuerdos de más de cuarenta ex-alumnos de Ratzinger para archivarlos».