La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
DESEO DE UN FUTURO MEJOR

Benedicto XVI pide a Siria que tenga en cuenta las «legítimas» aspiraciones de la sociedad civil

Benedicto XVI recibió ayer al embajador de Siria ante la Santa Sede, Hussan Edin Aala, y pidió en su discurso que las autoridades sirias tengan en cuenta «las legítimas aspiraciones de la sociedad civil» y «las instancias de la comunidad internacional».

Según destacó, las revueltas populares que han tenido lugar en los últimos meses «en algunos países del Mediterráneo, entre ellos Siria» manifiestan «el deseo de un futuro mejor en el campo de la economía, de la justicia, de la libertad y de la participación ciudadana en la vida pública».

No obstante, el Papa pidió que las reformas «urgentes» que necesita el país «no se realicen en términos de intolerancia, discriminación, conflicto y menos aún de violencia» sino en términos de respeto «a la verdad, a la coexistencia y a los derechos legítimos de las personas y de las comunidades».

Así, reconoció que «el diálogo y la cooperación» deben ser «el medio por el que los diferentes componentes de la sociedad» puedan expresar «sus puntos de vista» y conseguir «el consenso sobre algunos valores objetivos».

Benedicto XVI recordó también que «el camino hacia la unidad y la estabilidad de cada nación» se inicia «con el reconocimiento de la dignidad inalienable de toda persona human» y destacó que esto «sólo será posible si se dejan de lado los intereses personales o partidistas».