La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)
TRAS EL REZO DEL ROSARIO

Benedicto XVI recuerda que la vida de Juan Pablo II ha sido «un don» para la Iglesia y para el mundo

Benedicto XVI ha declarado que la beatificación del Papa Juan Pablo II «ha sido un momento de gran alegría» y ha subrayado que la vida de «este gran Papa» fue «un don de gracia para la Iglesia y para el mundo», al finalizar el rezo del Rosario en los jardines vaticanos por la conclusión del mes de mayo, el mes dedicado a la Virgen María

Benedicto XVI

El Pontífice ha añadido que «el testimonio» de Karol Wojtyla «continúa iluminando la existencia» de cada persona e impulsa a los fieles «a seguir a Jesús con la valentía de la fe, a amarlo con el mismo entusiasmo» con el que Juan Pablo II «ha entregado su vida a Cristo».

El rosario fue presidido por el arcipreste de la Basílica de San Pedro, el cardenal Angelo Comastri, y ha finalizado en la réplica de la Gruta de Lourdes que se encuentra en los jardines del Vaticano, donde el Pontífice impartió la bendición apostólica.

Finalmente el Papa invitó a los cristianos a «pronunciar cada día el ‘sí’ de la Virgen a los designios de Dios» con «la misma humildad y fe que María» y rezó para que los fieles obtengan «la gracia de una vida iluminada del misterio de Dios crucificado y resucitado».