La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

El Papa muestra su solidaridad con las víctimas del naufragio de Lampedusa

Benedicto XVI expresó ayer su “preocupación” y su “aflicción” por las víctimas del naufragio de una barcaza proveniente de Libia ocurrido el miércoles cerca de la isla de Lampedusa, según ha informado el Director de la Sala de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi. En el barco viajaban 300 inmigrantes indocumentados, de los cuales tan sólo han sobrevivido 53 personas que han sido atendidas por la guardia costera y las autoridades sanitarias de la isla. El naufragio ha dejado 20 fallecidos por ahora, ya que alrededor de 250 personas siguen desaparecidas.

Además, Lombardi ha destacado que el Papa sigue “con preocupación” la situación de los inmigrantes provenientes del Norte de África que viven “este periodo dramático”, después de que más de 25.000 extracomunitarios hayan llegado a las costas de Lampedusa en los últimos meses, huyendo de las revueltas provocadas en la región.

El portavoz del Vaticano ha destacado que el Papa y la Iglesia “recuerdan en la oración a todas las víctimas de cada nacionalidad y condición, también mujeres y niños, que pierden la vida en los terribles viajes” en la búsqueda de “protección, acogida y condiciones de vida más humanas” y para “huir de situaciones de pobreza, de injusticia y de violencia”. Por su parte, el presidente del Pontificio Consejo para las Migraciones, monseñor Jose María Veglió, ha destacado en una entrevista a la Radio Vaticana que Europa “debe asumir sus responsabilidades” y demostrar “solidaridad y cooperación”.

Monseñor Veglió ha destacado que Europa “debe abrirse a los demás, también políticamente” porque “es un fenómeno que no se puede parar” aunque ha subrayado también la necesidad de “controlar quién tiene realmente el derecho de protección”. Por último, el presidente del dicasterio vaticano ha expresado su “profunda tristeza” por el naufragio ocurrido en Lampedusa este miércoles y ha invitado a la Unión Europea a ser “solidaria y acogedora” con los miles de inmigrantes que han llegado a las costas italianas en los últimos meses.