La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Zapatero dice adiós

El Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha anunciado que no será el candidato del PSOE en las elecciones generales de 2012. Es un primer paso, que despeja parcialmente un horizonte de incertidumbre, malo no solo para las filas socialistas sino para España entera.

Aunque el gesto se haya querido presentar por buena parte de sus compañeros de filas como un ejemplo de regeneración democrática, lo cierto es que Zapatero se ha visto empujado a tomar la decisión, en un momento critico, con una situación social, política y económica desastrosa y con unas expectativas de voto por los suelos. Queda ahora por ver como afecta esto al Gobierno y al Partido Socialista y quién tiene razón, entre los que han expresado posturas contrarias, sobre si este era o no un buen momento para que Zapatero hiciera el anuncio esperado. Lo que parece claro es que, mas allá de las cuitas de partido, para que la recuperación del país sea posible, y no se quede solo en la expresión de un deseo que poco tiene que ver con la realidad, a este primer paso que ha dado Zapatero le tiene que acompañar un segundo: la convocatoria de elecciones generales.

La situación se ha vuelto insostenible y el Gobierno, ahora si cabe aún mas debilitado, ha demostrado que no tiene capacidad para sacarla adelante. De poco han servido las rectificaciones y cambios de rumbo emprendidos por el Presidente, porque se hicieron tarde y contra su voluntad, y porque ha perdido toda credibilidad para liderar la salida del pozo en el que, en buena parte, el mismo nos ha metido con sus errores políticos. Por eso, tras un primer paso, que ha dado seguramente pensando en lo mejor para su Partido, debe ahora demostrar grandeza y altura de miras para dar otro paso al frente, pensando en lo que seria mejor para España, y convocando, cuanto antes mejor, elecciones generales