La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

Encuentromadrid, un soplo de aire fresco

Llegó ayer domingo a su fin la octava edición del Encuentromadrid, iniciativa del movimiento eclesial Comunión y Liberación que han visitado miles de personas y que es ya un referente cultural indiscutible en la primavera madrileña. Desde una clara identidad católica permite a personas de distinta procedencia buscar respuestas a las grandes preguntas del hombre. Hay debates y exposiciones, pero también testimonios de vida, una variada oferta de ocio, y sobre todo, multitud de ocasiones para el encuentro entre personas. Ése es el gran atractivo del Encuentromadrid, y su gran aportación a una España a menudo contaminada por prejuicios ideológicos excluyentes. El lema de este año es la expresión acuñada por el Papa “Inteligencia de la fe, inteligencia de la realidad”, con la que Benedicto XVI animaba a los cristianos a comprometerse a fondo en todos los ámbitos de la realidad, sabiendo dar a los demás razones de su fe.

El Encuentromadrid lanza también al mundo no creyente la invitación del Papa de abrirse a un diálogo sin censuras. En ese sentido, fue sintomática la presencia en la inauguración de esta edición del ideólogo de la Big Society o “Gran Sociedad” que impulsa el Gobierno británico. Frente al individualismo exacerbado y el estatalismo, se busca facilitar que las personas se organicen y participen de forma creativa en la vida social, aportando todas lo mejor de sí misma en ámbitos como la educación o el voluntariado. Precisamente eso es lo que el Encuentromadrid promueve desde hace 8 años.