La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás (W. Churchill)

La Iglesia debe estar en Internet

La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que hoy se celebra, lleva por lema “El sacerdote y la pastoral en el mundo digital. Los nuevos medios al servicio de la Palabra”. Las nuevas tecnologías constituyen una valiosa herramienta que los sacerdotes no pueden desaprovechar en su misión de anunciar a Cristo. El Papa les pide que den alma a la red, a través de la cual llegan a muchos no creyentes, y sobre todo, a personas que buscan con sinceridad y que pueden encontrar el impulso que necesitaban para acercarse a Dios gracias a Internet, convertido de ese modo en una especie de nuevo “patio de los gentiles”.

Todo ello sin menoscabo del necesario contacto personal, que los nuevos medios nunca pueden sustituir. De hecho, una de las principales preocupaciones de la Iglesia es el abuso que muchas veces se hace de estos. La Comisión Episcopal española de Medios de Comunicación Social alerta de que ese abuso conduce a la pérdida de interioridad, con menoscabo para las relaciones personales. En ocasiones, también, las nuevas tecnologías han fomentado una pérdida de calidad en los mensajes, con la exaltación del espectáculo y “la sustitución de la verdad por la opinión”. Pero estos peligros, en lugar de desanimar a la Iglesia, deben llevar a sacerdotes y laicos a poner todo su empeño en una presencia de calidad en los nuevos medios. No hay otro camino. “La evangelización de la cultura actual, esencialmente mediática, pasa por esta necesaria exigencia”, recuerdan los obispos.